La universidad ante el fenómeno

 

UNACH

 

Estamos frente a un tema poco estudiado académica y empíricamente. La ausencia de análisis teóricos suficientes, probablemente haya sido consecuencia de la falta o limitada regulación normativa sobre el tema, pues, como se ha señalado, los avances para atenuar este tipo de violencia política son relativamente recientes, no obstante, se reconocen los esfuerzos que en su mayoría son publicaciones académicas individuales abordando dicha problemática. Así, la Universidad Autónoma de Chiapas atenta a su  responsabilidad social y concretamente a su dimensión en la investigación, se vinculó con la FEPADE a efecto de explorar alternativas de solución pertinentes y relevantes que respondan a las demandas de la comunidad universitaria y de la sociedad en general.

En ese contexto, desde el sur de la República el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de Chiapas desarrolla estudios sobre problemas sociales desde la perspectiva de la ciencia jurídica con el enfoque de análisis de los temas significativos para la región de América Central, el Caribe y la frontera sur de México y busca incidir en el desarrollo de políticas públicas e impulsar acciones de la sociedad civil que fortalezcan la gobernabilidad democrática, la efectividad de los derechos humanos, la vigencia del Estado de Derecho, así como las bases para la inversión y el desarrollo sostenible en la región.

Fue así que se elaboró el diagnóstico situacional de la violencia política contra las mujeres en Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, estados del sur-sureste de la República en los que el Índice de Desarrollo Humano aun presenta niveles por debajo del promedio nacional, con ello, la discriminación, los prejuicios y las prácticas consuetudinarias que pretenden mostrar un nivel de inferioridad de las mujeres en la vida política se ven exacerbadas.

Con esta participación que busca aportar hacia la discusión informada de temas actuales que transgreden los derechos humanos, la Universidad cumple con su vocación de servicio social.

Go to Top